El Factor de la Vitamina D – Evidencia de la Relación Inversa de Exposición al Sol y Causas de Mortalidad

por Paul Anthony Taylor
16 Febrero 2018

Una nueva revisión científica (The Winding Path Towards an Inverse Relationship Between Sun Exposure and All-cause Mortality) examina la creciente evidencia de una relación inversa entre los niveles de exposición al sol y la mortalidad por todas las causas.

 

Publicado en la Revista Internacional de Investigación y Tratamiento del Cáncer (IJCRT), el documento señala que las mujeres con hábitos activos de exposición al sol tienen una esperanza de vida de 1 a 2 años más larga.

 

Dado que estos hallazgos son claramente contrarios a los consejos que actualmente promueven las autoridades sanitarias del gobierno, la revisión concluye que la introducción de recomendaciones sensatas de exposición al sol podría mejorar la salud pública.

 

 

Como se describe en el documento, la exposición al sol ha sido tradicionalmente el principal contribuyente a los niveles de vitamina D en los humanos.

 

Cuando la luz solar llega a la piel, la vitamina D se produce en el cuerpo de forma natural. Sin embargo, durante cuarenta años, para proteger contra la radiación ultravioleta (UV), un factor de riesgo conocido para el cáncer de piel, las autoridades de salud del gobierno de todo el mundo han recomendado encarecidamente evitar la exposición al sol.

Para la protección cuando la piel está expuesta al sol, las autoridades generalmente recomiendan el uso de protector solar de factor alto. Sin embargo, esto puede anular la capacidad del cuerpo para producir vitamina D.

 

Como tal, es plausible que la evitación del sol y el uso excesivo de bloqueador solar juntos hayan sido responsables de un aumento dramático en el número de personas con niveles deficientes o insuficientes de vitamina D.

 

De hecho, una revisión clínica (Vitamin D Deficiency, its Role in Health and Disease and Current Supplementation Recommendations) publicada en 2017 en el Journal of the American Osteopathic Association examinó esta posibilidad y llamó la atención sobre el sorprendente hecho de que alrededor de mil millones de personas en todo el mundo niveles inadecuados de este nutriente esencial.

 

 

 

 

Sol y vitamina D – ¿Estamos recibiendo suficiente?

 

 

 

 

La revisión de IJCRT señala que los nuevos datos emergentes han mostrado una baja exposición a los rayos UV y bajos niveles de vitamina D que se relacionan con una mayor tasa de mortalidad debido al cáncer de piel.

 

De hecho, los bajos hábitos de exposición al sol en regiones de baja intensidad solar han demostrado que constituyen un factor de riesgo de mortalidad mayor similar al del tabaquismo.

 

Significativamente, por lo tanto, la investigación ahora muestra que la deficiencia de vitamina D (Vitamin D and Chronic Diseases) está estrechamente relacionada con enfermedades crónicas como,

  • trastornos metabólicos óseos
  • tumores
  • enfermedades cardiovasculares
  • diabetes
  • trastornos neuro-psiquiátricos
  • enfermedades autoinmunes

Sin embargo, en agudo contraste con su publicidad de los peligros del tabaquismo, las autoridades de salud del gobierno han decidido noactuar sobre estos hallazgos.

Se presta especial atención en la revisión IJCRT al hecho de que la pre-eclampsia, una afección que ocurre en el embarazo, caracterizada por presión arterial alta, proteína en la orina y, a menudo, hinchazón en los pies, las piernas y las manos, y la eclampsia, donde también se producen convulsiones, es una causa importante de mortalidad materna en todo el mundo.

 

Observando que la eclampsia ha demostrado ser más prevalente durante el invierno, el autor del artículo sugiere que esto puede deberse a la falta de exposición al sol, y señala que la deficiencia de vitamina D al final del embarazo se relaciona con un aumento en el riesgo de eclampsia.

 

Debido a la alta prevalencia mundial de deficiencia de vitamina D, la revisión aconseja que los suplementos de vitamina D sean recomendados durante el embarazo.

 

 

Deficiencia de Vitamina D – Un grave problema de Salud Mundial
 

 

 

 

Para cualquiera que dude de que la deficiencia de vitamina D es un problema serio de salud global, considere el hecho de que incluso en Australia, un país donde la gente suele disfrutar de un estilo de vida al aire libre con abundante luz solar, se han alcanzado niveles de crisis.

 

Se cree que hasta el setenta por ciento de los australianos tiene niveles deficientes o insuficientes de este nutriente.

 

En los Estados Unidos y Canadá, también, el problema es general. Se cree que las tres cuartas partes de los adolescentes y adultos de EE.UU. son deficientes en vitamina D, mientras que dos tercios de los canadienses tienen niveles inferiores a los que la investigación ha asociado con un riesgo reducido de enfermedad crónica.

 

Una imagen similar ha surgido en Europa, donde se sabe que los niveles sanguíneos de vitamina D son bajos en hasta el setenta por ciento de la población.

 

Se ha demostrado que las mujeres árabes embarazadas tienen una “prevalencia extraordinariamente alta” de deficiencia de vitamina D, y la India también alberga una creciente epidemia de esta enfermedad.

 

Claramente, el mundo ignora el peligro de este problema de salud generalizado…

 

del Sitio Web de Dr-Rath-Foundation

traducción de:

 Adela Kaufmann https://www.bibliotecapleyades.net/

 

Deja un comentario