Científicos descubren cómo la respiración afecta los estados mentales

En la tradición budista tibetana se dice que la mente monta el caballo de los vientos (rlung). Si bien el concepto de «vientos» se refiere a la energía sutil, también abarca la respiración y sugiere que la mente está estrechamente ligada a la respiración. Esta misma asociación ocurre en el hinduismo con el prana. Ambas tradiciones entienden que la conciencia y la energía no pueden separarse (la energía es, en su aspecto más obvio, representada por el aire o el aliento).

Milenios después los científicos han descubierto que existe una relación íntima entre la respiración y los estados mentales que, según la versión de la ciencia, son generados por el cerebro. Kevin Yackle, de la Universidad de California en San Francisco, ha llamado a un nuevo tipo de células «neuronas pranayama», debido a su función vinculando el ritmo respiratorio con una respuesta emocional. En el estudio realizado se descubrió que, cuando está neurona era destruida en ratones, éstos inmediatamente entraban en un estado de relajación. Yackle cree que esto explica por qué la respiración profunda produce efectos de relajación. Estas neuronas son responsables del control de la respiración y conectan con una región que controla el estado de alerta.

En el experimento, mediante un fármaco se logró que sólo estas neuronas fueran destruidas; cuando esto ocurrió los ratones empezaron a respirar más lentamente, se dedicaron más a asear su cuerpo y pasaron menos tiempo explorando y olfateando sus alrededores. Los investigadores describen a sus ratones como «super chill out«.

Los científicos señalan que los resultados sugieren un potencial terapéutico al poder regular estados emocionales con patrones de respiración, ya sea que esto ocurra con un entrenamiento (como en el caso del yoga) o con fármacos que en un futuro podrían desarrollarse para atacar a estas neuronas, llamadas preBötC.

Fuente

En el sentido energético, la respiración nos conecta con el “prana” (energía vital y omnipresente en el Universo) ya que la inhalar, el aire que ingresa al cuerpo contiene una carga de energía que variará de acuerdo al ambiente en el que nos encontremos.

Desde el punto de vista de la nutrición de nuestro organismo, la respiración resulta la principal forma de alimento de nuestras células, ya que más allá de la energía y oligoelementos que tomamos de los alimentos que ingerimos, nuestras células necesitan primordialmente oxígeno, que toman de la sangre que bombea el corazón después de tomar el oxígeno de los pulmones en cada inhalación.

Por esto, disponer de una buena cantidad de oxígeno en los pulmones creará mejores condiciones para que la sangre alcance a alimentar correctamente a cada una de las millones de células que conforman hasta el más minúsculo rincón de nuestro organismo.

Una respiración descontrolada

Uno de los factores más importantes del entrenamiento del yoga y el pranayama (técnica de control de la energía a través de la respiración) es la consciencia de los movimientos respiratorios y la posibilidad que tenemos de administrar los ritmos metabólicos de nuestro organismo a través de ellos.

Nuestros obstáculos más inmediatos en este sentido, como en otros, son la mente y el sistema nervioso.

Si vamos hacia el control de la respiración, planteémonos la situación de que nuestra respiración está siendo gobernada por algún tipo de inteligencia que escapa a nuestra percepción. En un estado de consciencia habitual, mientras realizamos nuestras actividades, cuando nos toca vivir momentos de tensión, estrés o inquietud emocional, las imágenes creadas en la mente y la alteración del sistema nervioso van provocando la modificación de la respiración.

Así, mientras nuestro sistema de percepción se va alterando, cuando se forman conceptos en nuestra mente que nos hacen perder de vista la serenidad, el sistema nervioso va creando diferentes formas y ritmos respiratorios, tensionando determinados puntos de nuestro sistema respiratorio y, en la superficie, todo el entorno muscular del tórax.

¿Se puede controlar la respiración?

Siempre, estemos donde estemos, podremos utilizar la respiración para controlar estos estados emocionales. Ante un ataque de ansiedad, de pánico e incluso de asma, sea por la razón que fuera, podremos controlar los movimientos de nuestro cuerpo para influir en los estados internos.

Los músculos de la superficie del abdomen, los de la zona del tórax y el diafragma pueden ser controlados a voluntad para limitar la influencia de la mente y del sistema nervioso, consiguiendo, de esta manera, acceder a la calma.

De la misma manera que la mente crea impresiones que descontrolan nuestro sistema nervioso y este, a su vez, altera la respiración volviéndola corta, limitada y tóxica, el control del movimiento respiratorio creará unos ritmos metabólicos que influyen en el estado del sistema nervioso y éste, por la vía inversa, disminuye la cantidad de impresiones de la mente, serenándola.

El primer recurso con el que contamos es la respiración en el abdomen. A través de la respiración baja, los tiempos de la inhalación y la exhalación van prolongándose, y a menos respiraciones, menos latidos del corazón.

Con esta respiración profunda, que luego podemos extender hacia la zona alta de los pulmones realizando la respiración completa o “respiración yoga”, daremos señales al sistema nervioso de que la circunstancia en la que nos encontramos es de calma y seguridad, de la misma manera que ocurre, naturalmente, cuando estamos recostados en la playa o nos aprestamos a dormir una buena siesta en un día de lluvia.

Las consecuencias de una respiración controlada

Si conseguimos concentrarnos en la exhalación, haciéndola lo más larga que podamos y mantenemos un ritmo lento, espirando, por ejemplo, en el doble del tiempo de lo que inspiramos, conseguiremos crear un clima interior en el que el metabolismo se volverá más lento.

Una respiración profunda permite que la energía (prana) que ingresa por la nariz recorra completamente los canales energéticos (nadis). Al vaciar totalmente nuestros pulmones, tensionando y hundiendo al final de la exhalación toda la musculatura en torno al tórax y el abdomen, eliminaremos todo el CO2.

Al soltar la tensión de la espiración, relajando primero el abdomen y luego el resto, nuestros pulmones se irán llenando de aire nuevo, de abajo hacia arriba, recibiendo así una gran cantidad de oxigeno. Todo este proceso dará señales a los sistemas de control residentes en el cerebro de que nuestro organismo está en un buen ambiente por lo que todo se relajará, incluso nuestras emociones.

Basándonos en este principio, podemos contrarrestar o revertir los efectos nocivos que producen en el cuerpo situaciones como el estrés o hechos inesperados de la vida que nos afectan demasiado y pueden llevarnos hasta a la pérdida de la salud.

Tanto en la práctica de yoga como en la vida cotidiana, la conciencia de la respiración, su entrenamiento y utilización pueden ser de gran ayuda cuando necesitemos serenar nuestro organismo, ante situaciones difíciles, al momento de afrontar un desafío o cuando necesitemos conciliar el sueño.

Pablo Rego. Profesor de Yoga. Terapeuta-Msajista Integral. Diplomado en Salud Ayurveda (Medicina de la India)

Fuente

Publicaciones relacionadas:

Perú: Investigador presenta 'pruebas' de la vida alienígena en la Tierra (Video)
Más selección, menos manipulación: venden uvas con sabor a golosina y goma de mascar (fotos)
"El Sol y la Luna dejaron de moverse": El eclipse bíblico que reescribe la historia
Así será la primera ciudad flotante del mundo
"Estos huracanes han sido fabricados": Un ingeniero 'halla' la prueba en imágenes de la NASA
NASA: Un asteroide se aproxima a la Tierra a una velocidad de más 35.400 kilómetros por hora
La explicación científica de la aparición de un 'ovni' en el cielo de España
Proponen construir un escudo magnético en el espacio para proteger a la Tierra en el futuro
VIDEO: Contemple el 'gran eclipse solar total americano', el espectáculo celestial del siglo
Detectan una explosión termonuclear en una estrella de neutrones
Gigantesco asteroide del 19 de abril se rodeará de meteoritos líridas ¿Donde verlos?
Tras huracanes, llamaradas solares y terremotos, ¿cuál es la "amenaza triple" de este fin de semana?
Número récord de sismos sacude al supervolcán que podría alterar el clima de todo el planeta
Científicos Advierten que la Quimioterapia puede Promover Tumores Agresivos y Propagar el Cáncer
Cómo Apple podría 'regalar' millones de dólares a Samsung
Muere a los 76 años el reconocido físico británico Stephen Hawking
China y Taiwán lanzarán satélite para predecir terremotos
Peligrosa proximidad: Qué pasa cuando dos huracanes están demasiado cerca
VIDEO: 'Erupción' de un volcán submarino 'destruye' la ciudad más poblada de Nueva Zelanda
Diseñan un Sistema para Desalar el Agua del Mar sólo mediante Energía Solar
Video impresionante: La NASA capta una potente explosión de una rara llamarada solar de clase X
Terremotos se pueden predecir: registros de animales salvajes y del aire lo demuestran
“Viajar en el Tiempo es Matemáticamente Posible” Afirma Científico
'Planeta nueve': científicos hablan de un inmenso cuerpo celeste en el sistema solar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.