EE.UU.: Un hombre armado entra una iglesia de Texas y mata a más de veinte personas

El tiroteo ocurrió en la localidad de Sutherland Springs, cerca de la ciudad texana de San Antonio, durante el servicio dominical.

Un hombre armado ha herido a varias personas en la iglesia First Baptist Church de la localidad de Sutherland Springs, en Texas, EE.UU. informan medios locales. Según testigos, el atacante entró en la iglesia y abrió fuego durante el servicio dominical.

  • Al menos 26 personas han muerto en el ataque, según confirmó el gobernador de Texas, Greg Abbott.
  • El pastor de la iglesia, Frank Pomeroy, que se encontraba de viaje cuando ocurrió el ataque, ha revelado a ABC que su hija de 14 años murió en el tiroteo.
  • Medios indican que más de 20 personas han resultado heridas.
  • Entre las víctimas hay algunos niños, informa el diario local Wilson County News.

¿Qué pasó?

En una rueda de prensa organizada por las autoriades, se han facilitado detalles sobre la masacre. El atacante, un joven blanco que iba vestido de negro y llevaba chaleco antibalas, se acercó la mañana de este sábado a la iglesia en su coche, donde llevaba varias armas de fuego.

El hombre entró en el templo y empezó a disparar con un rifle de asalto tipo RA a los asistentes a la ceremonia. Cuando salió de la iglesia, un residente local armado hizo frente al atacante, que soltó su arma y trató de huir en su coche. El residente local persiguió al tirador, que se accidentó y fue hallado dentro de su coche sin vida.

Se desconoce si se suicidó o si murió disparado por el residente local.

Los altos cargos no han identificado al asaltante, pero según cadena CBS, se llama Devin Patrick Kelley,probablemente veterano de la fuerza aérea de EE.UU.

Una mujer que trabaja a unos metros de la iglesia atacada, declaró a la cadena MSNBC, que oyó disparos de “una arma semiautomática”. Según otro testimonio recabado por ABC, los disparos se prolongaron por espacio de unos 15 segundos, mientras las personas que se encontraban dentro o cerca de la iglesia corrieron a buscar un refugio en una petrolera cercana.

 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, y el gobernador de Florida, Greg Abbott,  han expresado sus condolencias a las familias de las víctimas, a través de sus cuentas de Twitter.

Los agentes del FBI y de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) se encuentran en el lugar del crimen para investigar los hechos.

El tiroteo, el más mortífero ocurrido dentro de una casa de culto en EE.UU., tiene lugar un mes después de que otro hombre armado perpetrara en Las Vegas la peor masacre con arma de fuego en la historia de este país.

Más información, en breve.

 

Fuente : rt.com

 

Deja un comentario